Mira La Lección Que Le Dio Un Policía Mexicano Al Infeliz Que Abusó De Su Hijo De 3 Añitos

En 2013, se presentaron 5.736 quejas por abuso carnal violento de menores en México, en comparación con 2.216 casos en el primer trimestre de 2014.Tanto las niñas como los niños de todas las clases sociales de edades comprendidas entre cero y 17 años son víctimas de este tipo de abuso en México, ya sea en casa o en la escuela y las iglesias.

!Suscribete A Nuestro Canal!

De acuerdo con la información, Jalisco tuvo el mayor número de casos de menores: 1.267, seguido de Chihuahua con 592, Hidalgo 518, Tamaulipas con 309 y Sonora con 289. Tlaxcala (11), Baja California Sur (21) , Morelos (45), Durango (55) y Zacatecas (63) fueron los estados con el menor número de casos.

Colima, Nuevo León, Oaxaca y Aguascalientes no proporcionaron información, argumentando fallas en sus sitios web, mientras que Nayarit, Chiapas y Yucatán alegaron falta de jurisdicción o información. En 2013, las autoridades mexicanas procesaron 1.432 personas por cometer acceso carnal violento en menores. Sin embargo, de los 25 estados que proporcionaron información, sólo 14 informaron de acusaciones por el delito. 

La mayoría de las víctimas tenían entre 13 y 16 años de edad. La víctima más joven fue un bebé de nueve meses de edad que fue violentada en Coahuila, mientras que Veracruz fue el estado con las víctimas más jóvenes: 17 bebés de un año de edad. La mayor parte de los estados de México castigan este delito con 8 a 20 años de prisión. Sin embargo, algunos estados tienen una sentencia más corta.

La Historia de un Policía en Oaxaca, México

Todo el mundo piensa tener una vida tranquila. Cuando se ven las noticias, nunca se piensa que la tragedia va a tocar a las puertas de nuestra casa. Y ese fue el caso de José Alfredo, un hombre que vive en el municipio de San Miguel de Tulancingo, Oaxaca.

Su día transcurría normal, se despidió de su esposa y de su pequeño hijo de 3 años, Panchito, para dirigirse a su trabajo el cual lo hace sentir orgulloso. José trabaja defendiendo la justicia como policía de su comunidad. Él juró defender a toda persona que lo necesite, y lo llevaba haciendo por 10 años.

El día transcurría entre patrullar, y velar porque todo estuviera en orden, y todas las personas se sintieran seguras porque él y su compañero de patrulla, vigilaban de cualquier adversidad.

La tragedia toca la puerta de José

En el radio de la patrulla se escucha un llamado de alerta, debía ir a atender algo terrible… cuando le fueron dadas las coordenadas del sitio donde debían ir, a José Alfredo se le heló la sangre y partió junto a su compañero.

Al acercarse al lugar de los sucesos, escucha a una vecina que gritaba: “José, es tu esposa, es Panchito… ¡corre!”. Así que llegaron lo más pronto que pudieron.

Cuando entra a su casa, se encontró la escena que había visto con extraños, pero ahora, horrorizado, veía esto en su casa, en su esposa y su pequeño Panchito de tan sólo 3 añitos de edad… sintió que su sangre hervía de coraje y horror.

¿Qué pasó en la casa de José Alfredo?

Su esposa estaba en la sala golpeada de forma brutal y sin poder levantarse del suelo, cuando ella vió a su esposo le dijo con voz cortada: “Panchito, ese hombre lo tiene en el cuarto”. Lo que pasó es que horas después de irse José al trabajo, un extraño entró por la fuerza a la casa y ahí, comenzó en terror.

Cuando José entró a la habitación, vio a su pequeño e indefenso hijo con moretones y cubierto de sangre y una hemorragia que salía entre sus piernas, y junto a él, acostado boca arriba, a un extraño, que estaba enajenado por el efecto de las drogas.

Fue tanto el dolor y la rabia, que José, sin pensarlo, sacó su arma y disparó al hombre que violentó y abusó de su pequeño. Le disparó justo en su miembro. Cuando llegó su compañero y los refuerzos, intentaron llevarse vivo al hombre, pero por la hemorragia, murió.

Un final inesperado

Afortunadamente la esposa y el pequeño Panchito, fueron atendidos en una institución de salud para recuperarse de las heridas físicas.

Pero lamentablemente para José Alfredo la situación empeoró… pues le fue quitada la placa y fue arrestado por cargos de homicidio y abuso de la autoridad.

¿Les parece justo esto? ¿Qué habrían hecho en una situación igual?